COMISIÓN DE APERTURA

Una vez aceptadas las condiciones de la hipoteca, el siguiente paso será la formalización de la hipoteca ante notario. La comisión de apertura forma parte de estas condiciones aceptadas.

La comisión de apertura es el importe que se debe pagar a la hora de formalizar el préstamo hipotecario, en contraprestación de gastos administrativos, informáticos y de gestión. El paso se realizará una única vez y por lo general se aplica un porcentaje sobre el capital solicitado.

La comisión de apertura es un concepto negociable dentro de una hipoteca.

Con Créditoh conseguirás reducirla al máximo al igual que otras condiciones de hipoteca.