Home » SUBROGACIÓN

SUBROGACIÓN

La Subrogación de una hipoteca ocurre cuando pretendemos modificar alguna de las condiciones hipotecarias previamente pactadas con el objetivo de mejorarlas.

En un préstamo hipotecario la subrogación implica un cambio en la entidad de crédito ante la cual se asumirá un nuevo riesgo.

Dos tipos de Subrogación:

1- Subrogación con cambio de entidad financiera

El prestatario pretende cambiar de entidad financiera su préstamo hipotecario para lograr una mejora en alguna o varias de sus condiciones.

2- Subrogación por asunción de obligaciones ya contraídas

Es el caso en que que el comprador de una vivienda asume los derechos y obligaciones de otra persona. Por ejemplo si compramos una vivienda a un particular que ya tiene una hipoteca sobre la propiedad, nos subrogaremos a las condiciones que este tenía en su préstamo hipotecario.