Saltar al contenido
Home » AMORTIZACIÓN

AMORTIZACIÓN

Las amortizaciones hace referencia al pago de una parte o totalidad de una deuda adquirida con terceros. Se puede hablar también de plazo de amortización que es el tiempo que transcurre desde que formalizamos el préstamo/crédito en el notario hasta su fecha de finalización, es decir el tiempo fijado para la devolución del capital más intereses.

Dentro del concepto de amortización existen dos variantes:

  • Amortización Parcial: Ocurre cuando decidimos adelantar el pago de una o varias cuotas por ejemplo en un préstamo o crédito.
    • Amortización Total: Se da cuando lo que queremos es finalizar la operación firmada adelantando todo el capital pendiente más los intereses correspondientes. En un préstamo hipotecario hace referencia a la cancelación de la hipoteca que por lo general suele conllevar una comisión asociada aunque por supuesto, este concepto es también negociable con la entidad bancaria.

Ejemplo práctico para un activo

Imaginemos un coche nuevo de 20.000 euros con una amortización del 20% anual, es decir, 4.000 euros por año. Por tanto, la vida útil son 5 años (1/0.2) y la base de la misma será, por ejemplo, en el año 3 de 12.000 euros. ¿Por qué? Porque iremos restando al valor inicial (20.000 euros) 4.000 euros cada año.

La amortización puede ser constante, o con otro criterio, por ejemplo, el nº de kilómetros que realice el vehículo o desgaste. La amortización acumulada se refiere a la cantidad de recursos que llevamos amortizados desde origen.